La historia del brownie que quizás desconocías

La historia del brownie que quizás desconocías

¿Te encanta el brownie? No nos extraña. Se trata de un postre que se podría considerar una delicatessen y es que en cuanto lo saboreas se deshace en un sinfín de sensaciones que podrías estar disfrutando durante horas. Pero, detrás de cada postre hay una historia que hoy queremos que conozcas. ¿Estás preparado para descubrir el origen y los secretos de este postre? Pues vamos a ello…

No obstante, déjanos decirte primero que alrededor de la historia del brownie hay varias teorías. Algunas se contradicen entre sí con respecto al origen y cómo nació este delicioso postre. En nuestra pastelería Limón y Merengue apostamos por la historia que te vamos a contar. Nosotros creemos que es la correcta, aunque siempre puede haber otros puntos de vista. ¿Estás preparado?

El origen de este delicioso postre, una equivocación genial

Empecemos por el origen del brownie que lo situaremos en Estados Unidos, en el siglo XIX. Todavía no se le conocía por este nombre, ya que lo que sí se hacían eran muchos pasteles. En la gastronomía estadounidense tienen un especial protagonismo los postres y si no los has degustado ¡te los estás perdiendo! Pero… si todavía no se conocía al brownie, ¿cómo es que nació? Pues por una equivocación genial.

Un repostero de Estados Unidos, del que no sabemos el nombre, estaba elaborando uno de sus tantos exquisitos pasteles de chocolate cuando lo introdujo en el horno. Al sacarlo no dio crédito a lo que vio. El pastel estaba compacto, nada esponjoso. ¿Qué había hecho mal? Pues parece ser que fue un despiste, ya que al repostero se le olvidó ponerle levadura al bizcocho. Así que el resultado fue… algo diferente al esperado.

Sin embargo, ante este error el maestro repostero no dudó en probarlo para comprobar si se podía aprovechar el bizcocho. Lo que su paladar le reveló fue muy gratificante. El pastel estaba crujiente por fuera, pero tierno por dentro. Además, el sabor a chocolate era muy intenso. A partir de ese momento, este postre se convirtió en otro dulce que ofrecerles a los clientes.

¿Qué quiere decir la palabra “brownie”?

Uno de los principales problemas al intentar entender por qué se eligió la palabra “brownie” para darle nombre a un bizcocho de chocolate fallido es encontrar este tipo de información. Parece que no existe, sin embargo, en Limón y Merengue la tenemos. En inglés “brownie” significa “marroncito”. ¿Parece que este término define muy bien a este postre, no crees? Al menos, es correcto.

Al quedarse compacto, crujiente por fuera y tierno por dentro, el brownie presenta un color marrón oscuro que hace que este nombre le venga como anillo al dedo. Ahora ya sabes por qué se llama brownie, aunque seguro que te suena mejor en inglés. ¿Te imaginas que le llamásemos marroncito a este postre? Seguiría estando delicioso, pero el nombre no le vendría nada bien.

Diferentes tipos de brownie

A lo largo de la historia, y después de conocer el origen tanto de este postre como de su nombre, se han hecho diferentes versiones del brownie. Cada una más deliciosa que la anterior. Hay brownies con nueces, otros a los que se les añade una bola de helado cuando se sirven, también se ha probado a hacer brownies con mantequilla de cacahuete (muy típica de Estados Unidos).

La verdad es que entre tanta variedad es complicado elegir, por eso, en Limón y Merengue apostamos por la receta original del brownie, eso sí, con nueces. Además, como para este postre se utiliza el chocolate negro, nosotros utilizamos chocolate de hasta un 64% de cacao. El resultado es un brownie repleto de sabor, crujiente, sabroso y que te permite saciar esas ganas de dulce que puedes tener a veces.

El delicado sabor a mantequilla de nuestro brownie

Un ingrediente secreto (aunque ahora ya no lo sea tanto) es la mantequilla. En Limón y Merengue queremos que este postre tenga un sabor más cremoso y delicado. Le añadimos azúcar, huevos, harina, un poco de bicarbonato y ¡listo! Recuerda que este postre puede resultar algo empalagoso, por lo que lo ideal es que lo comas en poca cantidad. Aunque, es probable que después de un rato quieras otro trozo más.

Si quieres probar el auténtico brownie con un extra de cremosidad, en Limón y Merengue te espera este y muchos otros postres de nuestra casa. Ahora que ya conoces el origen de este dulce, degustarás mucho más cada bocado. ¿A qué estás esperando? El mejor brownie está en Valencia y te lo podemos llevar a casa.

Entrada anterior
8 consejos a tener en cuenta antes de encargar una tarta

Entradas relacionadas

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú